Sin categoría

Consejos para futuros estudiantes de Traducción e Interpretación (TeI)

¡Hola a todos y todas! Ahora que mucho habéis terminado la selectividad y algunos os habréis matriculado en Traducción e Interpretación, me parece una muy buena oportunidad para daros una serie de consejos que a mí me habría gustado que me diesen desde un primer momento. Sin duda alguna, todos los inicios pueden ser algo difíciles, pero estoy seguro de que con pasión y esfuerzo conseguiréis lo que os propongáis. He aquí mis 6 consejos:

  1. Sed curiosos y satisfaced vuestra curiosidad en todo momento, pues nunca sabréis cuándo os podrán ser útiles esos conocimientos. Investigad temas que os interesen y os apasionen, puesto que eso os ayudará a especializaros en un futuro no tan lejano. En mi caso, lo que hago es apuntar las dudas que me surgen de forma puntual (ya sea cómo se escribe cierta palabra en una de mis lenguas de trabajo o cómo funciona un motor eléctrico, cualquier cosa vale) en la aplicación de notas de mi teléfono móvil para después poder buscarles solución en el grande y vasto mundo que es Internet. Así aprenderéis muchas cosas y no os iréis a la cama ningún día sin haber aprendido algo nuevo.
  2. Escoged los idiomas porque de verdad os apasionan en lugar de escogerlos por las salidas laborales que os aportarán cuando terminéis la carrera. No hagáis caso a todas aquellas personas que (seguro) os dirán cosas como: ¿Y por qué no estudias ruso, con la de salidas laborales que tiene? Si lo que de verdad os gusta es el ruso, adelante, ¡faltaría más! No obstante, si os gusta el italiano, por poner otro ejemplo, adelante con ello. Como dijo Confuncio, elige un trabajo que ames y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida. Lo mismo pasa con las lenguas. Elige una lengua que te apasione y disfrutarás de ella todos los días de tu vida.
  3. No hagáis caso a las personas pesimistas. Todavía recuerdo cuando estaba en el primer curso y un conocido me dijo las siguientes palabras: Pues Traducción e Interpretación no tiene muchas salidas, porque mi mujer estudió eso y nunca ha trabajado de lo suyo. No podéis imaginaros la de dudas que me asaltaron en aquel momento y la gran decepción que me inundó. Sin embargo, a día de hoy puedo deciros que NO DEBÉIS HACER CASO A ESE TIPO DE PERSONAS. Todos los seres humanos somos distintos por definición, y puede que vosotros os esforcéis más o tengáis más suerte que esa persona que no encuentra trabajo, o que seáis más constantes y no os conforméis con trabajos no relacionados con vuestro grado. Aquí os dejo un vídeo de @traducirco, quién lleva muchos más años en esto y puede convenceros de que estos enunciados no tienen que marcaros mucho mejor que yo.
  4. Tened presencia en Internet. A día de hoy, Internet podría convertirse en vuestra principal fuente de trabajo, por lo que intentar hacerse sitio entre los miles de perfiles de traductores que ya existen desde el primer curso es una buena opción. No obstante, debéis intentar participar de forma activa en la tradusfera para causar una buena impresión, en lugar de tan solo limitaros a consumir contenido. No obstante, tenéis cuatro años para aplicar este consejo, así que no hay prisa. Aquí os dejo un vídeo en el que @GalaGilAmat os explica de forma extendida qué redes sociales podemos utilizar de forma profesional y cómo hacerlo. Además, os recomiendo crearos un blog, puesto que es una buena opción para aprender cosas nuevas a la vez que compartimos esos conocimientos con otras personas.
  5. No os olvidéis de la importancia del compañerismo y de ser buen compañero. Venís de un entorno muy competitivo como es el del segundo curso de Bachillerato y tenéis que cambiar el chip. En la carrera, las buenas notas os servirán para escoger el destino Erasmus que queráis y para acceder a un máster. No obstante, estas no marcarán vuestro futuro en el mismo grado que las notas de la selectividad, por lo que debéis aprender a relajaros un poco. Además, el día de mañana alguno de vuestros compañeros de clase podría convertirse en una fuente de ingreso de encargos de traducción, por lo que no está de más intentar ser un buen compañero (no hace falta que seáis amigos con todo el mundo, pero sí que aprendáis a ser buenos compañeros de trabajo).
  6. Aceptad toda crítica y aprended de vuestros errores. Esto es algo que a mí, personalmente, me costó un poco, puesto que siempre es difícil aceptar que alguien opine que el trabajo que has realizado con tanto ímpetu no está todo lo bien que podría estar. Sin embargo, si decidís ser traductores en el futuro, vais a tener que enfrentaros a correcciones por parte de vuestros superiores de forma constante. Por lo tanto, debéis acostumbraros a aceptar las críticas y aprender de ellas para, poco a poco, ir cometiendo menos errores.

¡Esto es todo por hoy! Espero que os sean útiles estos consejos y que consigáis todo lo que os propongáis en el futuro. ¡Un saludo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s